Muere por agrandarse el pene con silicona líquida

hay personas que hacen de todo por darle gusto a su pareja,  desde cortarse el cabello y utilizar prendas de ropa diferentes hasta poner en riesgo la vida.

Recientemente se dio a conocer que Jack Chapman, un joven de 28 años, murió por aumentar el tamaño de sus genitales para satisfacer el extraño fetiche de su pareja Dylan Hafertepen.

Fotografía: Jack Chapman

La víctima -mejor conocido como ‘Tunk’- era de origen australiano residente de Seattle y formaba parte de una comunidad gay en el noroeste de Estados Unidos en la que frecuentemente practicaba juegos sadomasoquistas donde él era el ‘siervo’.

 

Fotografía: Jack Chapman

Chapman era conocido en el mundo LGBT por inyectarse silicona líquida en los genitales y presumirlo en redes como si fuera un logro.

Fotografía: Jack Chapman

Sin embargo,  dichas inyecciones son sumamente peligrosas y pueden conducir a la acumulación de líquido y al sangrado de los pulmones, tal y como le ocurrió a él.

El certificado de defunción Chapman dice “Síndrome de inyección de silicona”como una de las cuatro causas de muerte, así como tres problemas relacionados con los pulmones.