Nueva caravana de migrantes llega a Oaxaca,

Al menos 400 migrantes centroamericanos de la nueva caravana que se organizó desde hace unos días en Honduras tomó hoy las calles de Oaxaca mientras otros optan por la tarjeta de visitantes.
El contingente llegó a Oaxaca en cinco ómnibus que organizaciones particulares les facilitaron en Chiapas y los trasladó hasta la localidad de Chahuites donde se encuentran sin alojamientos pues al parecer no eran esperados allí sin antes cumplir el proceso de internamiento establecido por las autoridades del Instituto de Migración (INM).

Una vez en Oaxaca, elementos de las fuerzas estatales de seguridad aplicaron un protocolo de contención con la finalidad de lograr que se cumplan las condiciones planteadas por el gobierno de una migración ordenada y segura.

Fuentes locales indicaron que la caravana migrante llegó a Oaxaca tras cruzar la frontera con Chiapas por el municipio de San Pedro Tapanatepec, desde donde avanzan al municipio de Santa María Chahuites la víspera en vehículos mientras que quienes no lograron subir a los camiones siguieron a pie hasta el municipio de Escuintla.

En tanto, en el municipio de Juchitán de Zaragoza, la autoridad municipal anunció que se les ofrecerá albergue y alimentos. El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, abrió la puerta de acceso a la caravana por el territorio estatal, adelantando que ha dado instrucciones para ofrecer seguridad y ayuda médica y alimentaria a los migrantes.

Otro grupo, sin embargo, continúa realizando los trámites migratorios en el puente internacional fronterizo Rodolfo Robles ante el INM para obtener un permiso especial e ingresar de forma legal a territorio mexicano.

Unas 500 personas, integrantes de la caravana migrante, llegaron el domingo al municipio zapoteco de San Pedro Tapanatepec, donde permanecerán las próximas horas en espera de otros de sus connacionales para continuar su ruta a los Estados Unidos.

Los migrantes se apostaron en las calles de esta municipalidad donde fueron abordados por funcionarios federales y locales, pero éstos fueron rechazados por los extranjeros cuando les informaron acerca de las ventajas de acogerse al programa de permanencia legal temporal en el territorio mexicano, reportan periodistas.

El alcalde de Tapanatepec, Ruffo Eder Soriano González, reiteró el compromiso del respeto a los derechos humanos, la dignidad de las personas y la protección de los migrantes en tránsito.